Asesoramiento sexual

Asesoramiento sexual

Para una vida sexual satisfactoria con esclerosis múltiple.

Los cambios en el deseo sexual pueden tener origen en los síntomas de la esclerosis múltiple. Saber gestionar los problemas sexuales no es fácil y es necesario que la pareja los afronte conjuntamente. Desde la Fundación, sabemos que muchas veces no se tratan los problemas sexuales en la consulta y por eso disponemos de un servicio de consultas con Tandem Team. Puedes hacernos llegar las consultas y con los expertos en discapacidad y sexualidad te responderemos de manera absolutamente confidencial.

Preguntas frecuentes

La Viagra es una medicación que ayuda a tener erecciones pero no las provoca. Su ingesta deber ir acompañada de una excitación visual, táctil o del tipo que sea. Si no, no es efectiva.

Es bueno hablar con el médico para revisar la medicación y comprobar si tiene influencia en la disfunción sexual.

Hay muchos objetos y medicamentos que pueden funcionar y que el médico te puede recomendar.

Preocuparse y angustiarse no favorece las relaciones sexuales. La libido se puede ver alterada en las mujeres por muchas causas. Es cierto que en las mujeres con esclerosis múltiple es frecuente que aparezca una disminución de la libido junto a una escasa lubricación vaginal, la dificultad para el orgasmo y los trastornos de la sensibilidad genital.

Es importante conocer los fármacos que se toman. Antidepresivos, ansiolíticos u otros pueden afectar las funciones sexuales.

Es cierto que los antidepresivos producen alteraciones en la respuesta sexual pero generalmente esto ocurre más en la fase de libido y excitación. Si  llegas al orgasmo únicamente con la masturbación habría que estudiar tus relaciones y trabajar esta parte para que puedas llegar al orgasmo en pareja.

Debemos pensar en valorar las diferentes posibilidades de la disfunción eréctil:
1. Disfunción eréctil como consecuencia de la dolencia
2. Disfunción eréctil como consecuencia de la medicación
3. Disfunción eréctil por factores psicológicos.

Es importante hablar con el neurólogo de este tema y si descartamos la medicación y los factores psicológicos entonces podemos buscar una ayuda para superar la disfunción sin que altere el tratamiento (Viagra, Levitra, Cellis ….). En el supuesto de que oralmente el médico considere que no es adecuado para la enfermedad se pueden buscar otras vías como inyecciones intracavernosas.