Fatiga: una guía para personas con esclerosis múltiple

La fatiga es el síntoma más común de la esclerosis múltiple y, en muchos casos, se convierte en uno de los peores, ya que puede llegar a repercutir enormemente en la calidad de vida. Muchas veces es difícil distinguir la fatiga derivada de la EM, ya que también puede estar causada por otros factores.

Las personas con esclerosis múltiple que tengan fatiga deben, en primer lugar, detectar la fuente de este cansancio. Existen diferentes causas a evaluar antes de determinar que se trata de un síntoma de la EM. Así, primero, hay que valorar otros factores que pueden incidir en el cansancio como el clima, el tratamiento farmacológico, los trastornos de sueño, o la depresión y el estrés.

Tras rechazar estas causas y si el cansancio está, definitivamente, vinculado a la esclerosis múltiple, existen tres tipos de fatiga:

  • La fatiga relacionada con problemas de movilidad: la esclerosis múltiple puede provocar que actividades fáciles y cotidianas se conviertan en un sobreesfuerzo, y por lo tanto, produzcan cansancio. Entre los problemas de movilidad destacan la ataxia, relacionada con la descoordinación muscular, y la espasticidad, vinculada a la rigidez de los músculos. Estas dificultades pueden tratarse mediante estiramientos o con equipos que faciliten la movilidad.
  • La fatiga relacionada con problemas respiratorios: uno de los síntomas más graves de la esclerosis múltiple es su incidencia en la respiración. Esto provoca que cualquier actividad pueda llegar a agotar y aumente el cansancio. Para tratar este tipo de fatiga, se puede recurrir a ejercicios de respiración para mejorar el funcionamiento de los pulmones o a un terapeuta ocupacional que le aconseje sobre aparatos que ayuden a respirar.
  • Fatiga primaria de la EM: se trata de un diagnóstico por eliminación, cuando ya se ha comprobado que las otras dos causas no son la fuente del cansancio.

En el caso de la fatiga primaria, la causa no está identificada, y por lo tanto, determinar un tratamiento es más complicado. Las soluciones se basan en estrategias marcadas por especialistas y en medicamentos recetados.

Muchas veces, algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mitigar dicho cansancio. Medidas tan simples como seguir una dieta saludable, dejar de fumar, tener un horario planificado de actividades, mantener el cuerpo a una temperatura fresca, o realizar ejercicios de relajación, pueden ayudar de manera sorprendente a reducir el nivel de fatiga, sin necesidad de soluciones médicas.

Muchas veces, algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mitigar el cansancio.

Si todos estos recursos no son suficientes y la fatiga sigue repercutiendo en tu vida, hay que recurrir a un experto en equipo adaptativo, que evalúe tu estado y cree las denominadas Estrategias de Eficacia de Energía (EEE). Así, este experto, según la situación, creará un programa de ejercicios aeróbicos, aconsejará posibles cambios en los aparatos para que te sean de máxima ayuda, y valorará modificaciones en el ambiente de la casa y de tu puesto de trabajo para mejorar tu calidad de vida.

Para conocer con qué frecuencia la fatiga se convierte en un síntoma de la esclerosis múltiple, se han realizado diversos estudios en todo el mundo. A nivel internacional y como iniciativa de la Multiple Sclerosis International Federation (MSIF) para su revista MS in focus, recientemente se ha realizado una encuesta online a más de 10.000 personas con esclerosis múltiple procedentes de 101 países, con el objetivo de conocer el impacto de la fatiga en dicha enfermedad. Efectivamente, el 86% de los encuestados respondieron que la fatiga es uno de los tres síntomas que más les afecta, y que su repercusión en la vida cotidiana es significativa, aunque fluctuante. Así, se confirma una vez más que la fatiga es uno de los principales síntomas de la esclerosis múltiple.

Fuente de información:

La fatiga: lo que usted debe saber. Una guía para personas con esclerosis múltiple. Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. Disponible en: http://www.nationalmssociety.org/NationalMSSociety/media/MSNationalFiles/Brochures/Brochure-La-Fatiga.pdf

Debe iniciar sesión para comentar.

¿Tienes una cuenta? ¡Inicia sesión ahora!

¿No tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Carrito
  • No hay productos en el carrito.