Tratamientos e investigación

investigación en esclerosis múltiple

Hay dos pilares fundamentales y complementarios en el tratamiento de la esclerosis múltiple: el farmacológico y el rehabilitador.

El tratamiento rehabilitador pretende conseguir una recuperación neurológica acompañada de una recuperación funcional. Trabajan profesionales de diferentes disciplinas que trabajan coordinadamente con la persona con EM y sus familiares.

El tratamiento farmacológico ha experimentado un cambio sustancial en los últimos años debido a la aparición de nuevos fármacos que consiguen modificar el curso de la esclerosis múltiple.

El tratamiento modificador consigue reducir la frecuencia y severidad de los brotes y disminuir la formación de nuevas lesiones en el cerebro y en la médula espinal. Estos medicamentos son más eficaces si se toman inmediatamente después del diagnóstico, antes de que la enfermedad haya evolucionado y causado daños significativos al sistema nervioso. Hay tratamientos de primera línea, de segunda línea y de tercera línea, en función del estadio de la esclerosis múltiple.

El tratamiento agudo acelera la recuperación de los síntomas después de un brote pero no modifica la evolución de la enfermedad a largo plazo. En los tratamientos agudos se utilizan corticoides.

El tratamiento sintomático tiene como objetivo tratar los síntomas que se asocian a la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las personas con esclerosis múltiple.

 

La investigación en la esclerosis múltiple se centra en cinco líneas de forma coordinada y desde 5 disciplinas que interactúan con la enfermedad: 

1

La investigación genética.

Estudia los factores genéticos que predisponen a tener esclerosis múltiple.

2

La investigación immunológica.

Algunas investigaciones se centran en estudiar cómo interactúan entre ellas las diferentes células inmunológicas.

3

La investigación neurobiológica.

Se centra en investigar los procesos que pueden regenerar la mielina y encontrar marcadores biológicos que permitan identificar la evolución de la esclerosis múltiple.

4

La investigación epidemiológica.

Recoge datos poblacionales y los analiza para detectar diferencias entre las personas que tienen la enfermedad. Estudia también la evolución de la esclerosis múltiple.

5

La investigación ambiental.

Estudia la exposición solar, la vitamina D, la incidencia de determinados virus en algunos momentos de la vida o el hábito de fumar como posibles factores que podrían desencadenar la esclerosis múltiple.