Consejos prácticos para el día a día con esclerosis múltiple

Tener esclerosis múltiple (EM) no es sinónimo de tener que quedarse en casa. A pesar de que siempre habrá momentos en que sea necesario recuperar fuerzas, la EM no debe ser un impedimento para llevar a cabo actividades cotidianas: siempre hay cosas a hacer, sitios donde ir y gente a la que ver.

A continuación, proponemos una serie de consejos prácticos para facilitar el día a día. Algunos tan simples que probablemente sorprenderá no haberlos pensado antes. Unos buenos zapatos y ropa cómoda: un buen calzado es básico para gestionar los problemas de equilibro o agarrotamiento. Por otro lado, las piezas de ropa cómodas facilitan el cambio de vestimenta y ayudan a mantener un buen estilo de vida.
  • Se debe elegir unos zapatos que no pesen, ya que así se ahorrará energía y se minimizará el riesgo de caer
  • Que puedan ponerse y quitarse con velcro
  • Que tengan un tacón ancho y bajo, con una buena suela (ni demasiado dura ni demasiado blanda)
  • Es muy importante que los zapatos vayan a medida: ni grandes ni pequeños, sino que deberían ser un centímetro más largos que el pie descalzo
Accesorios del coche: existen varios accesorios que pueden facilitar la conducción.
  • Hay aparatos que permiten apretar los pedales con las manos, en vez de con los pies
  • Un mango giratorio que se instala en el volante para poder maniobrarlo más fácilmente
  • Espejos retrovisores que se colocan en puntos estratégicos
  • También es importante tener un coche con espacio para guardar una silla de ruedas y con una rampa para poder subirla
Perros de asistencia: se puede entrenar a un perro de asistencia para que proporcione apoyo en momentos de necesidad y para hacer compañía en momentos difíciles. Un perro puede llegar a ser de ayuda en las siguientes situaciones:
  • Mantener el equilibrio y abrir paso en la calle
  • Abrir puertas (por ejemplo, atando una pelota o una bola de goma en el paño)
  • Abrir y apagar las luces
  • Empujar la silla de ruedas
Scooter eléctrica: el gran beneficio que aporta es la movilidad:
  • Permiten ir a cualquier sitio sin cansarse (son recomendables especialmente para personas que pueden deambular un poco, pero que no tienen suficiente fuerza para propulsar una silla de ruedas)
  • Son especialmente útiles para salir a hacer la compra y para trayectos largos
  • Se recomiendan para personas con poca fuerza en las extremidades superiores y que cognitivamente tienen capacidad para manipularla
Acceso al documento original:

Debe iniciar sesión para comentar.

¿Tienes una cuenta? ¡Inicia sesión ahora!

¿No tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!